ENSALADA DE QUESO EN TEXTURAS CON SUS CONTRASTES

Uno de los mayores atractivos de la Comarca Pasiega (Cantabria) es su gastronomía. Sabores y aromas únicos que hablan de tradición y buen hacer, de elaboración artesanal y manos sabias que confeccionan platos cargados de historia. Alimentos con un origen marcado y singular.

La gastronomía pasiega es a la vez un valor cultural y una seña de identidad para la Comarca. Su mesa se nutre de productos característicos de estas tierras como son la sabrosa carne de gran calidad, la pesca de río o los frutos de la tierra, cultivados de manera natural y saludable, que pasan directamente de la huerta a la mesa. También la leche, que con su sabor intenso da lugar a sabrosos helados y otros dulces, muchos de ellos únicos y originarios de esta zona, como las quesadas y los sobaos, viandas convertidas hoy día en bocados de fama nacional.

En definitiva, productos naturales y saludables que dan lugar a platos como esta Ensalada de queso en texturas con sus contrastes, una receta preparada durante los cursos de formación para hosteleros pasiegos por Nacho Manzano, del Restaurante Casa Marcial, y ofrecida por Turismo Valles Pasiegos.

Ensalada de queso en texturas con sus contrastes

INGREDIENTES

  • Queso fresco 50 gr.
  • Hojas frescas
  • Queso curado 10 gr.
  • Frutos secos
  • Queso semicurado 10 gr.
  • Fruta fresca
  • Agua 10 gr.
  • Confitura
  • Leche 10 gr.
  • Sal

ELABORACIÓN

El objetivo de este plato es presentar una tabla de quesos de manera original, pudiendo servirla tanto de entrada como de postre. En primer lugar, elaboraremos una crema con el queso fresco, el agua y la leche; introduciremos todos los ingredientes en una batidora o en la Termomix y trituraremos hasta conseguir una crema ligera, que reservaremos. Con la ayuda de un rallador haremos virutas con el queso curado que reservaremos. El queso semicurado lo dejamos tal cual cortando en pequeñas cuñas o dados.

Montaje y presentación. En un plato o bandeja disponemos los tacos de queso semicurado junto con un trozo de la crema de queso fresco y también colocamos las virutas de curado, dejando un espacio entre ellas. Para terminar, decoramos con los diferentes contrastes que se nos ocurran que pueden ser hojas frescas, confituras, cremas dulces o frutos secos.

Fuente: Diario de Gastronomía
Alboronía

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Post a Comment

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe nuestras novedades.